miércoles, 27 de octubre de 2010

Caída
















Me siento a esperar sobre tu sombra
a que llegues,
tembloroso el anhelo
y ese sabor dulce a sal
con el que te dibujo letra a letra.

Decides no acercarte
girando la sonrisa hacia otros tiempos
en los que debí callar
y asentir al miedo.

Cercana la caída
maquillo ojeras
con la saliva de los besos que guardé
entre los surcos de la mano.

Inhalaré tenue hoy esa espera
que algún día he de exhalar
ante lo cierto.

2 comentarios:

Lorena dijo...

Cercana la caída
maquillo ojeras
con la saliva de los besos que guardé
entre los surcos de la mano.

Un beso.

Lorena dijo...

Hola ,pasaba a dejarte un saludo..espero andes bien.